Verduras cortadas

Maneras fáciles de comer más verduras

Es muy común escuchar que las personas no consumimos suficientes verduras a pesar de que sabemos que son súper saludables. Así es como puede comer más, según un dietista, sin pasar mucho tiempo en la cocina.

Esa es una de las razones por las que comemos menos vegetales. La mayoría de las veces estamos comiendo algo rápido. Pero en este blog descubrirás nuevas maneras de incluir más verduras en tu dieta diaria.

Ya sea que estés muy ocupado o simplemente quieras aumentar tu consumo de productos, hay algunas estrategias que puedes implementar para ayudar. Las verduras deben ser lo más fáciles posible.

Eso significa que puedes comenzar con las alternativas de adquirir estos productos en tu casa. Por este motivo, recurrir a ordenar frutas y verduras en línea a través de supermercados siempre será un gran aliado. Estos servicios se encargan de seleccionar los mejores productos que van a superar tus expectativas.

Incluir verduras en tu dieta es más importante que centrarse en comer “perfectamente” y eso significa confiar en la comodidad a veces. Habrán veces que no podemos evitar las comidas rápidas que incluyan verduras, así que espero que estos consejos también puedan ayudarte. 

Evita picar las verduras

Esto no funcionará con todas las verduras, pero muchas verduras que encuentras en el super vienen listas para usar. Piensa en zanahorias baby, champiñones en rodajas, brócoli en trozos, tomates cherry y espinacas baby. Ya sea que los esté tomando para un snack rápido o en preparaciones, estas verduras no requieren preparación, lo que le ahorra tiempo en la cocina. 

Opta por congelados y enlatados

Si deseas comodidad extra, opta por congelados y enlatados. Las verduras congeladas y enlatadas son tan nutritivas como las verduras frescas. Las congeladas se recogen en su punto máximo de madurez y se congelan instantáneamente. Las enlatadas a menudo tienen sodio agregado, lo que puede ser una preocupación, pero muchas compañías ofrecen variedades bajas en sodio.

Comprar verduras congeladas y enlatadas son excelentes porque duran mucho tiempo, son económicas, casi no requieren preparación y funcionan en una variedad de platos.

Verduras congeladas

Merienda de forma más inteligente

Las meriendas suelen ser la última comida del día y muchas veces preferimos que sea ligera. Por ello, opta por opciones como: rodajas de pepino o palitos de apio con hummus, zanahorias y mantequilla de maní (no lo golpees hasta que lo pruebes) o un tazón de sopa de verduras. Estos son deliciosos refrigerios que ayudan a aumentar la ingesta de verduras del día.