Cremosa Sopa de Apio

Los confieso: no soy fan del sabor del apio. No suele ser mi ingrediente favorito, pero esta receta de sopa de apio cambió mi opinión por completo.

Prepara una sopa de apio fresca y baja en calorías para un almuerzo o cena vegetariana. Una exquisita mezcla de vegetales con mucho sabor.

Apio: un ingrediente genial

El apio es rico en vitaminas y minerales con un bajo índice glucémico. Al consumirlo aprovechas vitaminas A, K y C, además de minerales como potasio y ácido fólico.

También es bajo en sodio. Además, es bajo en el índice glucémico, lo que significa que tiene un efecto lento y constante en el azúcar en la sangre.

Esta receta de sopa de apio es cremosa y deliciosa ¡tan reconfortante! Si has leído este blog por un tiempo, sabrás cuánto me encanta tomar ingredientes simples y ordinarios e intentar elevarlos. 

Es algo que aprendí de mis padres, que a menudo organizaban las cenas más deliciosas, mientras usaban los ingredientes más humildes y más económicos.

Esta sopa de apio podría ser el comienzo de una gran comida. También podría ser una saludable cena casera, simplemente servida con pan crujiente. Lo que más me gusta de esto es lo adaptable que es. 

Es realmente fácil hacer y puede ser una buena opción de cocina vegana.

Sopa de Apio

Sopa de Apio

Servings

4

servings
Prep time

15

minutes
Cooking time

30

minutes
Calories

300

kcal

Sopa cremosa y fresca, llena de nutrientes y mucho sabor.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • 300 gr de apio en rodajas, sin cuerdas removidas

  • Un diente de ajo fresco

  • 200 gr de papas peladas y cortadas en trozos

  • 500 ml de caldo de verduras

  • 100 ml de leche

  • pan crujiente para acompañar

Instrucciones

  • Calienta el aceite en una cacerola grande a fuego medio, agrega el apio, el ajo y las papas y cúbrelos con aceite. 
    Agregue un poco de agua y una gran pizca de sal y cocine, revolviendo regularmente durante 15 minutos, agregando un poco más de agua si las verduras comienzan a pegarse.
  • Vierta el caldo de verduras y hierva, luego baje el fuego y cocine a fuego lento durante 20 minutos más, hasta que las papas se desmoronen y el apio esté suave. 
    Use una licuadora de barra para hacer puré la sopa, luego vierta la leche y vuelva a bombardear. 
    Sazone al gusto. 
    Servir con pan crujiente.

Tips

  • A veces lo hago con crema agria, dándole una deliciosa agudeza y riqueza adicional.

Y si tienes curiosidad…

Los beneficios para la salud de este vegetal, ¡son numerosos! En serio, solo googlealo!

Combate la inflamación, disminuye el colesterol, disminuye la presión arterial y es muy rico en antioxidantes, solo por nombrar algunos.

Dejando a un lado los beneficios para la salud, personalmente realmente me ha ganado el sabor. Ahora voy a ser de esas personas que llena los tallos de apio con mantequilla de almendras y los rocía con sal marina y pimienta recién molida. ¡Un sabroso aperitivo!

Entonces, para mí, tener un plato lleno de esta sopa, con pan tostado caliente … ¡es más que increíble! Soy fan de las sopas, y si tienes tiempo siguiendo mi blog, bien sabrás que una de mis sopas favoritas es la tradicional sopa de tortilla. Esta también está ahora entre mis predilectas.

¡Espero que también te guste!