5 usos increíbles del aceite para cocinar

5 usos increíbles del aceite para cocinar

¿Sabías que el aceite para cocinar no es solo un aliado en la cocina? Conoce 5 usos increíbles del aceite para cocinar

aceite para cocinar

1. Prevenir las tapas pegajosas.

Las tapas de miel, jarabe y otras cosas pegajosas a menudo se adhieren al recipiente. Esta es una manera rápida de evitar que eso suceda: pasa una toalla de papel cubierta con aceite a lo largo de los hilos del frasco.

2. Retire las astillas.

¡No hay nada peor que una astilla incrustada en la piel! Para remediar eso, deje que el área empape en aceite vegetal durante unos 5 minutos. El aceite suavizará la piel, aliviando el dolor y facilitando retirar la astilla.

3. Rallar el queso con facilidad.

Rallar los quesos semiblandos puede ser un dolor de cabeza: el queso se amontona, se pega al rallador y es difícil de limpiar al final.

Sin embargo, no tiene que ser así. Cubre ligeramente el rallador con aceite para cocinar (también puedes usar aceite en aerosol para cocinar) antes de rallar para que el proceso sea mucho más fácil.

4. Trata tu cabello.

¿Quieres un cabello brillante y sedoso? Calienta una taza de aceite vegetal en el microondas durante 10-15 segundos, hasta que esté tibio, pero no caliente.

Masajea bien el aceite en el cabello seco, cúbrelo con un gorro de ducha o una toalla húmeda y déjalo en remojo durante unos 20 minutos. Para remover, lávalo con champú un par de veces.

5. Retira la pintura de las manos.

Puede ser difícil evitar mancharte al pintar paredes y muros. Evita el diluyente de pintura y la irritación, e intenta quitar las manchas con la ayuda de aceite para cocinar. Pon un poco de aceite en tus manos, frótalas y lava con abundante agua.

Beneficios a la salud del aceite vegetal

Beneficios a la salud del aceite vegetal

En los últimos años, se habla mucho sobre las ventajas del aceite vegetal, pero… ¿cuáles son exactamente esos grandes beneficios? Conoce aquí 4 grandes beneficios del aceite vegetal.

aceite vegetal

Mejora del metabolismo

La ingesta de aceite vegetal, especialmente aceite de oliva, puede aumentar el metabolismo en las personas obesas, según un estudio realizado en la Universidad Estatal de São Paulo, Brasil, y publicado en octubre de 2010 de la “Revista de nutrición”.

Como se indica en este estudio, el aceite de oliva contiene compuestos fenólicos, sustancias que tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y de coagulación sanguínea, que posiblemente aumenten la tasa metabólica del cuerpo.

Disminución del riesgo de enfermedad cardíaca

El aceite vegetal puede disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, según un estudio realizado en la Universidad Estatal de Nueva York, Buffalo, y publicado por “The Journal of the American Medical Association” en febrero de 1990.

Los investigadores de este estudio también observaron que los factores asociados con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, como el aumento del nivel de azúcar en la sangre, el aumento de la presión arterial y el aumento del nivel de colesterol sérico, se normalizaron en los participantes que incluían aceites vegetales en su dieta regular.

Disminución del riesgo de cáncer de mama

Un estudio realizado en la Universita di Milano, Italia, y publicado en la edición de noviembre de 1995 de “Causas y control del cáncer” sugiere que el uso regular del aceite de oliva y otros aceites vegetales puede ser beneficioso para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Las personas que usan mantequilla y margarina, por otro lado, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama que aquellas que usan aceites vegetales.

Ácidos grasos omega-3

Los aceites vegetales, especialmente el aceite de linaza, el aceite de nuez y el aceite de canola, un ácido graso esencial que no se puede sintetizar dentro del cuerpo.

Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, el omega-3 desempeña un papel importante en la preservación de la función saludable del corazón y el cerebro y en el crecimiento y desarrollo normal del cuerpo. De hecho, la American Heart Association recomienda la ingesta regular de ácidos grasos omega-3 para la prevención de enfermedades cardiovasculares.