¿Conoces la comida del alma?

El término “comida del alma” (soul food, en inglés), no se volvió común hasta la década de 1960.

recetas de comida del alma

Con el aumento de los derechos civiles y los movimientos nacionalistas negros durante la década de 1960, muchos afroamericanos trataron de reclamar su parte del legado cultural estadounidense.

Mientras se estaban afianzando términos como “hermano del alma”, “hermana del alma” y “música del alma”, era natural que se utilizara el término “alimento del alma” para describir las recetas que los afroamericanos habían estado cocinando durante generaciones.

El término pudo haber sido utilizado por primera vez en 1962 por el activista de los derechos civiles y poeta Amiri Baraka.

Sylvia Woods abrió su ahora famoso restaurante Harlem Sylvia en ese mismo año; hoy, Woods es conocido por muchos como “la reina de la comida del alma”.

Los restaurantes y los libros de cocina de comida del alma continuaron siendo populares durante los años 70.

La comida del alma

La comida para el alma es básica, se trata de recetas de cocina casera con sus raíces en el sur rural.

Los alimentos básicos de la cocina del alma son los frijoles, las verduras, la harina de maíz (que se usa en pan de maíz, los cachorros silvestres, y las galletas Johnnycakes y como recubrimiento para el pescado frito) y la carne de cerdo.

El cerdo tiene un número casi ilimitado de usos en la comida para el alma. Se usan muchas partes del cerdo, como patas de cerdo, corvejones de jamón, orejas de cerdo, papada de cerdo y chitlins.

La grasa de cerdo se utiliza para freír y como ingrediente en verduras de cocción lenta. Las bebidas dulces y frías son siempre las favoritas.

¿Alma o sur?

Para muchos estadounidenses, todo eso simplemente suena como una descripción de la comida sureña.

Las distinciones entre el alma y el sur son difíciles de hacer. En su “Soul Food Cookbook” (1969), Bob Jeffries lo resumió de esta manera:

“Si bien toda la comida del alma es comida sureña, no toda la comida del sur es alma. La cocina de comida para el alma es un ejemplo de cómo los cocineros sureños [afroamericanos] realmente buenos cocinaron con lo que tenían disponible para ellos “.

La comida del alma tiene sus raíces en la esclavitud cuando los afroamericanos tenían que arreglárselas con lo que tenía a mano.

Durante los siguientes 100 años después de la abolición de la esclavitud, muchos afroamericanos siguieron utilizando ingredientes más baratos.

 Por supuesto, la comida del alma no se define completamente por una división racial.

Históricamente, no ha habido mucha diferencia entre los alimentos consumidos por los sureños negros pobres y los sureños blancos pobres. John T. Edge, director de Southern Foodways Alliance, escribió:

“Las diferencias entre los alimentos de los sureños blancos y negros son sutiles. Más uso de pimienta, más sal y un mayor uso de carne son características comparativas de la cocina del alma contra la cocina de campo“.

¿Quieres poner un negocio de comida? Checa el menú perfecto

Algunos de los negocios más populares entre emprendedores y profesionales independientes son los restaurantes o puestos de comida.

Desde empresas bien establecidas con todas las formalidades requeridas hasta los recurridos foodtrucks y puestitos callejeros.

food truck

Lo más importante

Más allá de asuntos tan complicados como los planes de negocios y la inversión que hay que hacer para arrancar un restaurante, está el asunto de la comida que se va a ofrecer. El tipo de entradas, platillos fuertes, postres y demás recetas de cocina que se van a usar para el menú. Esa es la base real de un negocio de alimentos y el que más cuidado necesita porque, después de todo, es la materia prima de la empresa.

Si bien existen muchos giros en la industria de la gastronomía, siempre hay platillos que permanecen populares y en demanda continua en este tipo de negocios. Se trata de recetas de cocina tan conocidas y acostumbradas que es difícil que no existan en casi todos los restaurantes.

Los Tiempos

La gran mayoría de establecimientos presentan tres tiempos, es decir, platillos de entradas o antojitos, usualmente compuestos por recetas rápidas que buscan abrir el apetito de los comensales. Seguido, los platos fuertes, con recetas de carne, de pollo, y platillos más elaborados. Y para cerrar, las recetas de postres, con pasteles, pays y demás alimentos dulces.

restaurante

Las recetas de entradas generalmente incluyen botanas. Aperitivos para “picar”, que no sean muy pesados. Por ejemplo, una tablita con rollitos de jamón y queso, algunos platos con mariscos ligeros como tortitas de atún, y otros similares.

Para los platos fuertes, las opciones son muchas: chicharrón en salsa roja, chilaquiles, lasaña, enchiladas suizas, pizza, tacos, pastel azteca, sopa de tortilla, recetas de mariscos, etc.

Para las recetas de postres, también hay muchas opciones deliciosas y muy atractivas para el menú de cualquier restaurante: pan de elote, pay de queso, buñuelos, etc.

¿Te ha tentado la idea de poner un restaurante? Toma en cuenta estas sugerencias y siempre pon atención a tus comensales, nunca sabes qué otras recetas deliciosas de cocina podrán inspirarte para crear el menú perfecto. ¡Mucha suerte!