Una fuente inagotable de recetas de cocina

Una fuente inagotable de recetas de cocina

Llevar una alimentación balanceada suena complicado, sin embargo, no hay nada más alejado a la realidad. El grupo básico de alimentos es fuente inagotable de deliciosas recetas de cocina.

pirámide alimenticia y recetas

Aprende cómo el grupo de alimentos básico puede ser el mejor recetario para tu cocina.

A nivel nutricional, integrar el cuadro básico de alimentos es la clave para mantener una buena salud general.

Se trata de 4 grandes grupos que engloban las sustancias más nutritivas para el cuerpo humano:

Leche y derivados

Carnes

Frutas y verduras

Cereales y panes

La idea central de este cuadro es simple: si tu dieta diaria está integrada por los 4 grupos, entonces estás efectivamente comiendo sanamente. Esto, sin embargo, suele parecer complejo para la mayoría de la población.

La verdad es que no es tan difícil, porque afortunadamente, existen ya muchas recetas de cocina, mismas que pueden incluir fácilmente los alimentos que necesitas… y tal vez ni lo has notado.

Y aunque no lo creas, no estamos hablando solo de elaborados platos fuertes, sino que en las propias y sencillas recetas de entradas o aperitivos, ya podrías estar consumiendo parte de este grupo de alimentos.

Nada de aburrido

Muchas personas tienen la idea errónea de que una alimentación nutritiva es “aburrida”, porque excluye comidas con mucho sabor. Esto es también un mito. Como ejemplo tienes las famosas enchiladas suizas. Esta es una de las recetas de antojitos mexicanos más populares y, aunque no lo creas, cubre en buena medida parte del grupo alimenticio.

Las enchiladas suizas llevan queso, crema, pollo, tortilla de maíz y salsa en base de aguacate. Revisa y verás que todos estos elementos entran en el cuadro nutricional. Si agregas que su preparación puede ser con un aceite vegetal como el aceite de soya, más nutritivo todavía.

Y hay más recetas de cocina que podrías estar ignorando que pueden aportarte beneficios sin dejar de lado un delicioso sabor: los chilaquiles verdes, los nopales rellenos, las rajas con queso y hasta el chicharrón en salsa roja.

De proteínas

Uno de los grupos más sustanciosos en la nutrición es el que considera la carne. Es el grupo que integra la proteína y, además, importantes minerales como el zinc, el magnesio, el hierro y ciertas vitaminas. ¿Cómo consumir este grupo?

Hay cientos de opciones y hasta recetas rápidas que pueden aportarte este beneficio. Aquí no solo se considera la carne roja, sino también las carnes blancas.

Una de las opciones más nutritivas las podrás encontrar en las recetas con mariscos. Un simple filete de pescado puede aportarte grandes nutrientes, combinado con una buena ensalada, estarías cubriendo de paso el grupo de vegetales.

Las tortitas de atún, los camarones empanizados y muchas otras recetas de cocina con mariscos pueden completar tu alimentación diaria de forma práctica y sencilla.

Las recetas con pollo también son un buen recurso. Hay muchas formas de preparar esta carne y sus beneficios nutricionales son excelentes.

Cuestión de elección

Como has podido ver, no hay realmente excusas para no alimentarte bien y de paso disfrutar de platillos deliciosos. Con un rápido paseo por la red podrás encontrar deliciosas recetas de cocina que incluyan estos alimentos y formar tu propio programa nutricional diario.

Hoy, el sabor y la nutrición, ya van de la mano. ¡Buen provecho!

Cómo hacer recetas con mariscos veganas

Solo unos pocos años antes de que me volviera vegana, empezó a gustarme comer pescado. Es por eso que tuve que buscar cómo hacer recetas con mariscos sin usar pescado.

recetas con mariscos veganas

Lo que sí sabía era que los peces no son vegetales, y cuando me hice vegana, los peces no estaban en el menú. Me perdí de los platos que solía comer en mis restaurantes de mariscos favoritos, así que el desafío estaba en recrearlos yo misma con recetas con mariscos originales y creativas.

Eso significó que primero tenía que aprender cómo se hacían mis recetas favoritas y luego aprender a veganizarlas.

Por suerte para mí, veganizar recetas con mariscos se convirtió en mi especialidad.

No pasó mucho tiempo para descubrir cómo tener esos sabores del mar sin el pescado. Todos los sabores que aportan los mariscos se pueden sustituir fácilmente.

Sigue estos pasos para veganizar recetas con mariscos fácilmente sin perder sabor y propiedades nutricionales.

1. Selecciona la proteína correcta para el plato

Al hacer vegano un plato, es importante elegir el ingrediente que represente al producto animal que está omitiendo.

En el caso de las recetas con mariscos, quieres emular la textura de cualquier pescado que haya en la receta original.

Una de las texturas más sustanciales que el tofu. El tofu también es una excelente opción para los “camarones” veganos, pero los hongos ostra también funcionan bien para eso.

Para una textura más suave, como la ensalada de “atún” vegana o el “pescado Gefilte”, los garbanzos son un excelente complemento.

2. Agregar los sabores de los mariscos

La mayoría de los alimentos que nos gustan no llevan nada de carne. Además de la textura, son importantes las especias y los sabores que les agregamos.

Al hacer recetas con mariscos veganas, es importante obtener ese sabor que te recuerde al mar.

Los 3 ingredientes que agrego a cualquier receta con mariscos veganos es lo que llamo la “Trinidad del mar”:

El condimento Old Bay

Las algas

El limón

Además de la Trinidad del mar, otras especias como el eneldo y las semillas de apio también se usan a menudo en recetas con mariscos como la ensalada vegetariana de atún.

3 Usa los condimentos y salsas que usas en platos de mariscos

Los platos con mariscos siempre vienen acompañados de condimentos. Estos sabores también son importantes para revivir esa experiencia de la comida del mar.

Cuando prepares “fish & fries vegano”, prepara una salsa tártara rápida mezclando una taza de mayonesa vegana con 2 cucharadas de salsa de pepinillos sin azúcar y la ralladura y el jugo de un limón.

A la fecha, he veganizado siete platos de mariscos, la mayoría de ellos favoritos y algunos que ahora son mis nuevos favoritos.

Al utilizar el ingrediente principal correcto, los sabores apropiados y las especias, cocinarlos de la manera en que se cocinarían las versiones originales y servirlos con condimentos y salsas increíbles, es fácil obtener esos sabores de mariscos familiares de una manera compasiva y sin crueldad.

Recetas con Mariscos para una buena salud

Recetas con Mariscos para una buena salud

recetas con mariscos
La cuaresma ofrece opciones nutritivas y con mucho sabor

Los mariscos son un alimento alto en proteínas y bajo en calorías, grasa total y grasa saturada. Contienen un gran porcentaje de vitaminas y minerales; se ha demostrado que las recetas con mariscos tienen numerosos beneficios para la salud

Estudios recientes han demostrado que comer recetas con mariscos puede disminuir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, obesidad e hipertensión.

Los mariscos, además de ser muy populares en esta época de cuaresma, también resultan una de las mejores opciones nutricionales.

Calorías y proteínas

Los mariscos generalmente se consideran una fuente de proteína baja en calorías.

La mayoría de las especies de pescado con bajo contenido en grasa, como el bacalao, la platija y el lenguado, contienen menos de 100 calorías por porción de 3 onzas cocidas, e incluso los pescados más gordos como la caballa, el arenque y el salmón tienen aproximadamente 200 calorías por porción.

Los mariscos son una fuente de proteína completa. Contiene suficientes aminoácidos esenciales para garantizar un crecimiento saludable y un desarrollo fetal óptimo.

recetas con mariscos


Una porción de 3 onzas de la mayoría de los pescados y mariscos proporciona aproximadamente el 30-40% de la cantidad promedio diaria recomendada de proteínas.

La proteína en los mariscos es más fácil de digerir porque los mariscos tienen menos tejido conectivo que las carnes rojas y las aves de corral.

El famoso OMEGA-3

Los mariscos generalmente se consideran bajos en grasa total y grasa saturada. Una gran proporción de la grasa en los mariscos es poliinsaturada, incluidos los ácidos grasos omega-3, que tienen beneficios adicionales para la salud.

omega 3 en pescado

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos esenciales que se requieren para un desarrollo humano saludable. La evidencia científica sugiere que los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y contribuir al desarrollo del cerebro y la visión en los bebés.

Los pescados y los mariscos son las principales fuentes dietéticas de EPA y DHA. Los pescados con niveles medios a altos de ácidos grasos omega-3 incluyen los pescados oceánicos oleosos, como el salmón, el arenque, la caballa y las sardinas.

Vitaminas y minerales

El pescado es una fuente natural de vitaminas del complejo B, vitamina D y vitamina A (especialmente pescado graso). Las vitaminas del complejo B se han asociado con un desarrollo saludable del sistema nervioso.

La vitamina A es necesaria para una visión saludable y para una piel sana, mientras que la vitamina D es esencial en el desarrollo de los huesos.

El pescado también es una buena fuente de minerales como el selenio, el zinc, el yodo y el hierro.

vitaminas y minerales en mariscos

El selenio es un potente antioxidante que protege contra el daño celular y puede ayudar a contrarrestar los efectos negativos del mercurio.

zinc es necesario para el crecimiento celular y la salud del sistema inmunológico.

El yodo ayuda a mantener la función de la glándula tiroides, mientras que el hierro es importante en la producción de glóbulos rojos.

Los peces pequeños comidos enteros, como las sardinas y las anchoas, son una fuente importante de calcio necesario para el desarrollo de los huesos.

Si te interesa comenzar a preparar recetas con mariscos para tu dieta diaria, esta información te puede ser muy útil. Experimenta con diversas clases de mariscos y verás los enormes beneficios para tu salud y, lo mejor, con platillos con mucho sabor.

Tortitas de Camarón para la Cuaresma

Tortitas de Camarón para la Cuarsema

recetas cuaresma
Deliciosas tortitas de camarón para esta cuaresma

Esta receta ligera y rápida es perfecta para esta época de cuaresma y para aprovechar una idea de cocina más con camarones.

Puedes servir con tu salsa o aderezo favoritos, o preparar una combinación específica para esta receta. Te va a rendir para 4 porciones en general.

Estos son los ingredientes que necesitas:

1 1/2 libras de camarones crudos con cáscara, preferiblemente de 16 a 20 o de 21 a 25

Una lata de garbanzos

1 diente de ajo

1 cucharadita de agua fría

Hojas de 2 tallos de cilantro.

10 tallos de cebollita fresca

1/2 cucharadita de sal

3 a 4 cucharaditas de aceite de soya u otro aceite vegetal para cocinar

CÓMO PREPARAR:

Pela y limpia bien los camarones. Puedes separar las cáscaras o conchitas y guardarlas, luego las puedes utilizar para hacer un caldo de pescado o camarón, porque le agrega mucho sabor a la hora de preparar. Corta los camarones en trocitos pequeños.

En un recipiente aparte, escurre bien los garbanzos. Aplástalos o tritúralos con ajo. Mezcla bien.

En un tazón, pon la mezcla del garbanzo con un poco de agua y sal.

En la licuadora, pon los camarones limpios, la mezcla con garbanzos, un poco más de agua, sal y ajo extra. Agrega además el cilantro y las cebollitas. Puedes agregar un poco de crema ácida para hacer la textura un poco más suave o cremosa.

A la hora de licuar, cuida que la mezcla no quede líquida, sino pastosa. Debe quedar algo espesa para que la puedas manipular bien con las manos o una cuchara grandes y formar tortitas que no se quiebren.

Deja la mezcla en el refri unos 10 minutos para que adquiera un poco más de firmeza.

En una sartén, calienta aceite para cocinar. Deja que el aceite brille para que esté lo suficientemente caliente para dorar.

Con las manos limpias y ligeramente húmedas, forma tortitas con la mezcla de camarón. Haz empanadas del mismo tamaño.

Agrega las tortitas a la sartén; cocina de 2 a 3 minutos o hasta que estén doradas, luego voltéalas y cocina de 1 a 2 minutos en los segundos lados hasta que estén dorados y opacos. Según sea necesario, agrega más aceite a la sartén y cocina las empanadas restantes de la misma manera.

Por cierto, con esta misma mezcla es posible prepara hamburguesas de camarón.

Servir caliente y combina con una ensalada verde fresca o verduras al vapor.

¡Feliz cuaresma!

¿Por qué no comemos carne en cuaresma?

¿Por qué no comemos carne en cuaresma?

Te cuento un poco sobre el origen de esta tradición milenaria y la razón por la que comemos pescado y recetas con mariscos pero no carne roja.

Salmón ahumado

Se cree que Jesucristo sufrió y murió en la cruz un viernes. Esto llevó a la Iglesia a marcar cada viernes como un ‘Viernes Santo’, donde las personas recuerdan la Pasión ofreciendo la ‘penitencia’.

La carne fue vista como un sacrificio digno, ya que estaba relacionada con fiestas y celebraciones. En las culturas antiguas, la carne se consideraba un manjar y el “ternero engordado” no se sacrificaba a menos que hubiera algo que celebrar.

Así, los viernes fueron vistos como un día de penitencia, por lo que comer carne un viernes para “celebrar” la muerte de Jesús no le sentó bien a la Iglesia.

Pero el pescado… no es carne

Entonces, ¿por qué el pescado no es visto como carne?

La ley de la Iglesia dice específicamente “animales terrestres”. “Las leyes de abstinencia consideran que la carne solo proviene de animales como gallinas, vacas, ovejas o cerdos, todos los cuales viven en la tierra. Las aves también se consideran carne”.

Calamares con arroz


Los peces no son vistos como la misma clasificación.

La distinción se debe principalmente al latín, donde la palabra utilizada para carne es carnis, que significa “carne animal”.

Es importante destacar que, mientras que la carne era vista como una celebración, el pescado era visto como “algo cotidiano”, ya que la mayoría de las personas eran pescadores.

La razón por la que puede parecer extraño hoy en día es el cambio cultural en la forma en que vemos la carne, que ahora se ha convertido más en una elección de comida diaria. Es por eso que las personas a menudo se confunden, ya que ahora se considera que el pescado y las recetas con mariscos son más un lujo.

Entonces qué podemos comer durante la cuaresma

En realidad puedes comer de todo, sin embargo, si sigues la tradición religiosa, tal vez necesites algo de ayuda para encontrar opciones de comida ricas que no rompan la norma de esta época.

Fish & Chips

No hay razón para preocuparse, porque opciones hay y muchas, siendo las más populares las recetas de pescado y con mariscos.

Basta con que te pasees un rato por Internet y encontrarás muchas opciones para cocinar durante la semana santa, desde recetas rápidas hasta platos fuertes y muy sustanciosos, aún y cuando no utilices carne.

Así que, no esperes más y empieza a experimentar con las posibilidades gastronómicas que te ofrece esta época del año, sin importar la religión que sigas. ¡Provechito!

Receta ultra rápida: arroz con camarones

Camarones tiernos y arroz esponjoso cocidos en una sola sartén en 15 minutos. Una receta rápida con mucho sabor.

arroz con camarones

¡Este platillo es una recetas con mariscos con infusión de ajo y especias, está lleno de sabor y estoy segura que se convertirá en uno de tus platos favoritos!

Si necesitas una comida rápida, sin complicaciones, esta es la receta perfecta, porque es fácil de preparar y llena de sabor.

Para hacer este platillo necesitarás camarones gigantes limpios, arroz de cocción rápida (arroz basmati o por minuto), cebolla, ajo y especias.

A mí me gusta rociar un poco de parmesano recién rallado al final, pero eso es totalmente opcional. Para las especias, me gusta usar lo básico: comino, sal y pimienta.

El ajo agrega mucho a la receta y como el arroz se cocina en el mismo caldo que las cebollas y el ajo, ¡absorberá todo el sabor! Puedes servir junto con una ensalada verde y ¡listo!

Ingredientes:

Arroz de cocción rápida

1 libra de camarones desvenados, sin cáscara

1 cucharada de aceite de elección, puede ser de oliva, soya o cualquier otro aceite para cocinar

1/4 taza de cebolla picada o picada

2 dientes de ajo picados o machacados

Media cucharadita de paprika1

1/2 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de pimienta negra

1 3/4 taza de agua

1/4 taza de queso parmesano rallado (opcional)

Instrucciones:

Enjuaga bien el arroz con agua para eliminar el exceso de almidón. Después remoja con abundante agua de 5 a 10 minutos. Calienta en una olla grande o una sartén a fuego medio-alto y añade el aceite para cocinar y la cebolla. Saltea la cebolla de 2 a 3 minutos o hasta que esté ligeramente dorada.

Añade el ajo, los camarones y las especias. Saltea durante 1 minuto o hasta que la gamba comience a tornarse rosada. Añade el arroz (totalmente escurrido) y el agua. Cuando comience a hervir, cubre y baje el fuego.

Cocina de 10 a 12 minutos o hasta que el arroz esté completamente cocido y haya absorbido toda el agua. Deja reposar todos unos 10 minutos y retira la tapa. Si hay exceso de agua, deja que hierva. Como opcional, cubre la superficie con parmesano.

No exagero cuando te digo que es la una de las mejores
recetas rápidas, está en 15 minutos y es perfecta para comidas y cenas.
Prueba cambiando el tipo de arroz y agrega ingredientes extra, algunas personas agregan verduras como calabacitas y zanahorias en lugar del queso.

¿Quequitos de Atún? Sí, es posible….

Hace poco encontré algunas recetas prácticas y originales que se acostumbran a preparar en otros países y me parecen perfectas y fáciles de preparar, especialmente por las mañanas en casa, cuando todo está muy ajetreado: ¡Quequitos de Atún!

muffins de atún

Esta receta recuerda a los populares pasteles de cangrejo, tan conocidos y acostumbrados en Corea y otros países de Asia, pero en su lugar usan atún. Aquí está la receta:

Ingredientes:

    • 1 lata pequeña de 95g de atún, bien escurrida y ligeramente triturada.
    • 1 Huevo
    • Cebollitas picadas
    • Pan molido
    • Polvo para hornear
    • Aceite de soya
    Sal y pimienta al gusto

Cómo preparar:

Primero tienes que mezclar todos los ingredientes: el atún, el huevo, las cebolletas, el pan molido, el polvo para hornear, la sal y la pimienta en un tazón. Mezcla todo bien hasta lograr una pasta consistente.

Calienta el aceite para cocinar en una sartén a fuego medio. Coloca cucharadas llenas de la mezcla en la sartén cuando ya esté bien caliente. Puedes ayudarte con la misma cuchara para dar forma a los pasteles.

Hay que freírlos durante 2 ó 3 minutos porcada lado hasta que estén bien dorados y crujientes. Retira y escurre sobre papel de cocina.

muffins de atún

Estas tortitas o quequitos de atún se pueden servir calientes o fríos, acompañados con un poco de mayonesa o salsita tártara.

¿Listo para saborear estos orginales quequitos de atún?