Recetas con Mariscos para una buena salud

Recetas con Mariscos para una buena salud

recetas con mariscos
La cuaresma ofrece opciones nutritivas y con mucho sabor

Los mariscos son un alimento alto en proteínas y bajo en calorías, grasa total y grasa saturada. Contienen un gran porcentaje de vitaminas y minerales; se ha demostrado que las recetas con mariscos tienen numerosos beneficios para la salud

Estudios recientes han demostrado que comer recetas con mariscos puede disminuir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, obesidad e hipertensión.

Los mariscos, además de ser muy populares en esta época de cuaresma, también resultan una de las mejores opciones nutricionales.

Calorías y proteínas

Los mariscos generalmente se consideran una fuente de proteína baja en calorías.

La mayoría de las especies de pescado con bajo contenido en grasa, como el bacalao, la platija y el lenguado, contienen menos de 100 calorías por porción de 3 onzas cocidas, e incluso los pescados más gordos como la caballa, el arenque y el salmón tienen aproximadamente 200 calorías por porción.

Los mariscos son una fuente de proteína completa. Contiene suficientes aminoácidos esenciales para garantizar un crecimiento saludable y un desarrollo fetal óptimo.

recetas con mariscos


Una porción de 3 onzas de la mayoría de los pescados y mariscos proporciona aproximadamente el 30-40% de la cantidad promedio diaria recomendada de proteínas.

La proteína en los mariscos es más fácil de digerir porque los mariscos tienen menos tejido conectivo que las carnes rojas y las aves de corral.

El famoso OMEGA-3

Los mariscos generalmente se consideran bajos en grasa total y grasa saturada. Una gran proporción de la grasa en los mariscos es poliinsaturada, incluidos los ácidos grasos omega-3, que tienen beneficios adicionales para la salud.

omega 3 en pescado

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos esenciales que se requieren para un desarrollo humano saludable. La evidencia científica sugiere que los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y contribuir al desarrollo del cerebro y la visión en los bebés.

Los pescados y los mariscos son las principales fuentes dietéticas de EPA y DHA. Los pescados con niveles medios a altos de ácidos grasos omega-3 incluyen los pescados oceánicos oleosos, como el salmón, el arenque, la caballa y las sardinas.

Vitaminas y minerales

El pescado es una fuente natural de vitaminas del complejo B, vitamina D y vitamina A (especialmente pescado graso). Las vitaminas del complejo B se han asociado con un desarrollo saludable del sistema nervioso.

La vitamina A es necesaria para una visión saludable y para una piel sana, mientras que la vitamina D es esencial en el desarrollo de los huesos.

El pescado también es una buena fuente de minerales como el selenio, el zinc, el yodo y el hierro.

vitaminas y minerales en mariscos

El selenio es un potente antioxidante que protege contra el daño celular y puede ayudar a contrarrestar los efectos negativos del mercurio.

zinc es necesario para el crecimiento celular y la salud del sistema inmunológico.

El yodo ayuda a mantener la función de la glándula tiroides, mientras que el hierro es importante en la producción de glóbulos rojos.

Los peces pequeños comidos enteros, como las sardinas y las anchoas, son una fuente importante de calcio necesario para el desarrollo de los huesos.

Si te interesa comenzar a preparar recetas con mariscos para tu dieta diaria, esta información te puede ser muy útil. Experimenta con diversas clases de mariscos y verás los enormes beneficios para tu salud y, lo mejor, con platillos con mucho sabor.