Antojitos mexicanos sin usar carne, ¡Sí se puede!

Antojitos mexicanos sin usar carne, ¿se puede?

antojitos sin carne

Dejar de comer carne es un ejercicio cada día más frecuente. Ya sea por buscar ventajas para tu estado de salud o por probar un estilo de actividad y nutrición diferente, la verdad es que al dejar de incluir carne en tu dieta, la mayoría de las personas sienten que pierden opciones en nutrición, y tienen que dejar de lado los platillos más ricos.

En realidad no es así. Algunas veces nos abrumamos al pensar de inmediato que ya no volveremos a comer carne nunca, pero la realidad es que ya consumimos muchos platillos sin carne que tienen mucho sabor, y eso incluye las recetas de antojitos mexicanos, aunque no lo creas.

Un ingrediente estrella: el queso

Muchos de los platillos y opciones que no llevan carne que encontramos dentro de los antojitos ingrediente principal el queso, sustituyendo la carne

Por ejemplo, las enchiladas suizas, a pesar de que usualmente se hacen rellenas de pollo, con mucha frecuencia son preparadas con queso panela por dentro y gratinadas con queso asadero al exterior.

Los nopales rellenos con queso y hongos igual son muy populares, además de que pueden ser una opción con mucho sabor empleando variedades de salsas de muchos estilos.

Y un plato más que conocido y muy recurrido son las populares rajas con queso, que nunca fallan.

Los chilaquiles verdes son una alternativa muy famosa para los desayunos y los almuerzos, y si bien se acostumbran con pollo, muchas personas los consumen solo con queso rallado, lechuga y mucha salsa.

El queso es un alimento rico en proteínas, haciéndolo un buen suplente de la carne para una gran cantidad recetas de cocina.

La mayoría de las recetas de antojitos adquieren su gran sabor por la forma en que se preparan: la mayoría son fritos en aceite para cocinar. Una buena opción es emplear aceites vegetales como el aceite de soya, que adicional de darle mucho gusto a la comida, también es sano.

Como puedes ver, esos platillos que probablemente pensaste que tendrías que dejar si optas por una nutrición sin usar carne, en realidad permanecen siendo opciones, y con mucho sabor.

Receta ultra rápida: arroz con camarones

Camarones tiernos y arroz esponjoso cocidos en una sola sartén en 15 minutos. Una receta rápida con mucho sabor.

arroz con camarones

¡Este platillo es una recetas con mariscos con infusión de ajo y especias, está lleno de sabor y estoy segura que se convertirá en uno de tus platos favoritos!

Si necesitas una comida rápida, sin complicaciones, esta es la receta perfecta, porque es fácil de preparar y llena de sabor.

Para hacer este platillo necesitarás camarones gigantes limpios, arroz de cocción rápida (arroz basmati o por minuto), cebolla, ajo y especias.

A mí me gusta rociar un poco de parmesano recién rallado al final, pero eso es totalmente opcional. Para las especias, me gusta usar lo básico: comino, sal y pimienta.

El ajo agrega mucho a la receta y como el arroz se cocina en el mismo caldo que las cebollas y el ajo, ¡absorberá todo el sabor! Puedes servir junto con una ensalada verde y ¡listo!

Ingredientes:

Arroz de cocción rápida

1 libra de camarones desvenados, sin cáscara

1 cucharada de aceite de elección, puede ser de oliva, soya o cualquier otro aceite para cocinar

1/4 taza de cebolla picada o picada

2 dientes de ajo picados o machacados

Media cucharadita de paprika1

1/2 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de pimienta negra

1 3/4 taza de agua

1/4 taza de queso parmesano rallado (opcional)

Instrucciones:

Enjuaga bien el arroz con agua para eliminar el exceso de almidón. Después remoja con abundante agua de 5 a 10 minutos. Calienta en una olla grande o una sartén a fuego medio-alto y añade el aceite para cocinar y la cebolla. Saltea la cebolla de 2 a 3 minutos o hasta que esté ligeramente dorada.

Añade el ajo, los camarones y las especias. Saltea durante 1 minuto o hasta que la gamba comience a tornarse rosada. Añade el arroz (totalmente escurrido) y el agua. Cuando comience a hervir, cubre y baje el fuego.

Cocina de 10 a 12 minutos o hasta que el arroz esté completamente cocido y haya absorbido toda el agua. Deja reposar todos unos 10 minutos y retira la tapa. Si hay exceso de agua, deja que hierva. Como opcional, cubre la superficie con parmesano.

No exagero cuando te digo que es la una de las mejores
recetas rápidas, está en 15 minutos y es perfecta para comidas y cenas.
Prueba cambiando el tipo de arroz y agrega ingredientes extra, algunas personas agregan verduras como calabacitas y zanahorias en lugar del queso.